En Defiendo le asesoraremos en la redacción de su contrato de arrendamiento para que, en caso de conflicto judicial, no tenga ningún problema en la interpretación del mismo teniendo la garantía de que un contrato de arrendamiento bien redactado le dará seguridad.

La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), recoge las obligaciones tanto del arrendador como del arrendatario, estas obligaciones han de ser cumplidas por ambas partes y en caso de no ser así, Defiendo, les asesorará y defenderá en juicio, de ser necesario, para defender sus intereses.

Las dos clases de arrendamientos urbanos son, de vivienda y de local de negocio. El arrendamiento de vivienda es un tipo de contrato que está cuidadosamente regulada teniendo tanto arrendador como arrendatario claras sus obligaciones y derechos. Sin embargo, el arrendamiento de local de negocio, permite, más libertad a las partes para establecer las condiciones del mismo.

Los procedimientos judiciales que tienen su origen en un contrato de arrendamiento urbano son los siguientes:

  • Juicio desahucio – Por falta de pago, de rentas o cantidades asimiladas a la misma. Este tipo de procedimiento se ventila en un procedimiento que se denomina verbal.
  • Juicios ordinarios – Relacionados con los arrendamientos urbanos: Recisión o resolución de contrato que puede ser causada por múltiples motivos (terminación del plazo de arrendamiento, arrendatarios que realicen actividades molestas, suspensiones de contrato a instancia del arrendatario por incumplimientos del arrendador)

Relacionadas con la propiedad de las viviendas existen otro tipo de procedimientos que regulan la ocupación ilegítima o ilegal de la propiedad ajena como son los procedimientos por precario y usurpación, éste último puede ser un delito.

No dude en consultarnos su problema para ayudarles a solucionarlo.

  • Impago de rentas.
  • Impago de recibos de suministros.
  • Arrendatarios que desarrollan actividades molestas o no respetan las normas de convivencia de la Comunidad de Propietarios.
  • Subarriendos ilegales.
  • Arrendadores que no cumplen con la obligación de mantener en condiciones de habitabilidad la vivienda arrendada.
  • Sucesión en el arrendador o arrendatario por fallecimiento de alguno de ellos.
  • Cesiones de local de negocio.

Contacte con nosotros para más información

No dude en contactar con nosotros si desea más información o un presupuesto personalizado